dijous, 27 de juny de 2013

ro-ro-ro



  NO SALIERON JAMÁS
No salieron jamás / del vergel del abrazo, / y ante el rojo rosal / de los besos rodaron.

Huracanes quisieron / con rencor separarlos./  Y las hachas tajantes. / Y los rígidos rayos. 

Aumentaron la tierra / de las pálidas manos. / Precipicios midieron   / por el viento impulsados / 
entre bocas deshechas. / Recorrieron naufragios  / cada vez más profundos, / en sus cuerpos, en sus brazos. 

Perseguidos, hundidos /  por un gran desamparo /  de recuerdos y lunas, / de noviembres y marzos, / 
aventados se vieron: / pero siempre abrazados.

Miguel Hernández,  
Cancionero y romancero de ausencias,  1936-39