divendres, 6 de gener de 2017

in

"[...] El presente que no se vive está sujeto al mañana; no vivir, pensarse como futuro, significa proyectarse como inexistencia. Ninguna civilización ha menospreciado tanto el presente como la occidental, a expensas siempre de lo venidero, de lo que está más allá. [...]"

R. ANDRÉS, Pensar y no caer, Ed. Acantilado, 2016

Sitges, gener17