dimecres, 19 de gener de 2011

Any nou, vida nova

La meva pitillera
"Al cigarrillo le debemos tanto humo como mitología urbana. Le debemos la femme fatale con su larga boquilla, blanca o negra (que tocaba como un piano ya no vertical), el gigoló parisino, las películas de serie B,  (donde a tanto héroes como villanos los unía ser fumadores), la filosofía de Bogart (en The Big Shot, el catecismo de las películas de gángster-que-huye, exhala virtualmente su último suspiro desde un Camel y a nadie, dentro o fuera de la escena, le dio por pensar que el cigarrillo lo había matado o viceversa: el cigarrillo aún no se había convertido en el blanco que es la bête noire), el ars amatoria de Bette Davis y su accesorio favorito para la conquista, ejemplificado en La extraña pasajera (Now, Voyager): Paul Henreid con acento austríaco, Bette con un cigarrillo."
G. CABRERA INFANTE, Puro humo, 1985